Jueves, mayo 24, 2018

Trump y su familia llevan al límite el presupuesto del Servicio Secreto

Los constantes viajes de la familia presidencial a sus distintas propiedades así como lo numeroso de su séquito han causado estragos a las finanzas del Servicio Secreto de los Estados Unidos; se calcula que a finales de septiembre quede sin fondos el presupuesto asignado para los agentes.

Esta revelación fue a dada conocer por el mismo jefe del Servicio Secreto, Randolph “Tex” Alles, quien declaró para el diario USA Today que más de mil agentes han llegado al tope salarial anual y de horas extras debido a la intensa carga de trabajo que los viajes del presidente les han causado.

Y es que el magnate neoyorquino, tal cual lo realizaba antes de ser presidente, viaja cada fin de semana a sus distintas propiedades en Florida, New Jersey y Virginia, donde por supuesto los agentes del Servicio Secreto viajan no sólo para proteger al presidente, sino para proteger a toda su familia.

En total se contabilizan 18 integrantes del clan Trump, 11 miembros más de los que los “hombres de negro” protegían cuando Barack Obama era presidente, para un total global de 42 personas de su gobierno bajo el resguardo del Servicio Secreto.

Los llamados “niños de oro” del presidente, Ivanka, Donald Jr., Eric y Tiffany, son resguardados las 24 horas del día, los siete días de la semana, con un dispositivo escrupulosamente coordinado para evitar cualquier amenaza.

A esto se suman los elementos destinados a su esposa Melania y el hijo menor de ambos, Barron, quien continúa sus estudios en Nueva York debido a que el pequeño es muy tímido y se optó porque concluyera sus estudios en una ciudad que conoce y junto a sus amigos.

“El presidente tiene una familia grande y nuestra responsabilidad está fijada en la ley; no puedo cambiar eso, no tengo ninguna flexibilidad”, explico Alles al recordar que la protección se brinda también a los hijos adultos del presidente, en viajes e incluso en sus vacaciones.

Sin embargo el mayor gasto siguen siendo las “escapadas” que cada fin de semana realiza Trump a su club de golf en Bedminster, New Jersey, y a su mansión en Mar-a-Lago, en la costa de Florida, que a diferencia de hace meses, ahora corren por cuenta del erario público que ha visto mermado su presupuesto en tan solo unos meses.

Bajo este ritmo, el director Randolph Alles, ha asegurado que el 30 de septiembre próximo, la división del Servicio Secreto se quedará sin fondos para pagar las horas extra de 1,100 de sus 6,500 elementos, que ganan aproximadamente unos 160 mil dólares anuales.

Es bajo este argumento que el agente busca la aprobación de una ampliación presupuestaria por parte del Congreso, toda vez que también se acerca la celebración de  la Asamblea General de la ONU el próximo mes en Nueva York, con 150 mandatarios y líderes mundiales, que por supuesto supondrán una labor aún más ardua por parte del Servicio Secreto.

Related Posts

La NFL se rinde ante Trump y prohíbe hincarse durante el himno
Corea del Norte amenaza con suspender encuentro con Trump
55 muertos tras la mudanza de la embajada de EUA a Jerusalén

Deja un comentario