Domingo, abril 22, 2018

Meade acusa al panista Javier Corral de “mentir y traicionar”, en un sexenio plagado de gobernadores del PRI detenidos

Durante un acto de precampaña, el candidato del PRI a la presidencia insinuó que por primera vez en la historia un gobernador “miente y traiciona”, en clara referencia a Javier Corral, gobernador de Chihuahua.

Luego de la polémica desatada por la presunta retención de recursos para el estado de Chihuahua por parte de la Secretaria de Hacienda, condicionados según Javier Corral a la investigación que se lleva a cabo en contra del exgobernador César Duarte, el precandidato del PRI a la presidencia afirmó que les harán frente pues ganarán la elección.

“A quienes mienten, a quienes traicionan, les decimos desde Querétaro ¡Vamos a ganar! (…) Por primera vez en la historia tenemos un gobernador que miente, un gobernador que tortura, un gobernador que cuadruplicó la inseguridad”, afirmó Meade que remató con la advertencia de que irán por la “revancha”.

Sin embargo valdrá la pena recordar que en el presente sexenio son diversos los casos de gobernadores, hoy exmandatarios, que enfrentan proceso judicial o se encuentran prófugos de la justicia y que llegaron al poder desde las filas priistas:

En primera instancia el mencionado César Duarte, gobernador de Chihuahua entre 2010 y 2016, y que actualmente es buscado por las autoridades por el presunto desvío de 1 200 millones de pesos, 250 de los cuales habrían parado en las arcas del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, y 379 en efectivo también habría desviado mediante un contrato de servicios con una constructora.

A él se suma Roberto Borge, recientemente extraditado a México desde Panamá y acusado de desvió de fondos públicos, venta de inmuebles a precios inferiores para sus familiares y amigos, además de la venta de terrenos en precios ínfimos para empresarios y gente allegada a él.

Javier Duarte es quizá uno de los casos más sonados debido a las multipropiedades que adquirió con recursos públicos de Veracruz durante su gestión y a la excentricidad de su esposa, Karime Macías, para hacerse de bienes materiales. Actualmente está preso tras un su extradición desde Guatemala y continúa su proceso judicial por los delitos de enriquecimiento ilícito y delincuencia organizada.

En Tamaulipas, el exgobernador Tomás Yarrington es otro de los priistas que hoy día enfrentan a la justicia mexicana tras su presunto vínculo con el Cartel del Golfo de quien habría aceptado sobornos. Luego de ser arrestado en Florencia por la Interpool enfrenta acusaciones tanto en México como en EUA por lavado de dinero y vínculos con el narcotráfico.

El caso de Andrés Granier fue de los primeros que sonaron en el presente sexenio, cuando fue detenido por los presuntos delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal cuando aún era gobernador de Tabasco; desde 2013 la investigación fue atraída por la PGR y continúa el proceso que ha sido alargado por los diversos amparos interpuestos por la defensa del exgobernador.

Finalmente Flavino Ríos y Jesús Reyna García, ambos gobernadores interinos de Veracruz y Michoacán respectivamente, también fueron vinculados a proceso por relaciones con el crimen organizado de Michoacán en el caso de Reyna García, y abuso de autoridad, tráfico de influencias y encubrimiento de Ríos sobre los delitos de su predecesor Javier Duarte.

Related Posts

Tomás Yarrington es extraditado a EUA
Hace falta instaurar una 2ª vuelta en las elecciones: Calderón
Italia niega extradición de Yarrington a México