Miércoles, agosto 23, 2017

Madre de la doctora asesinada en el Edomex acusa de irregularidades en la investigación

El caso de Jessica Sevilla continúa sin esclarecerse pues la madre de la víctima ha señalado que ninguna autoridad se ha contactado con ella para informarle sobre los avances en la investigación; la familia asegura que desde el comienzo del caso han existido omisiones e irregularidades.

El pasado viernes 4 de agosto, la doctora Jessica Laura Sevilla Pedraza fue reportada como desaparecida por sus familiares ante el Ministerio Público de Lerma, en el Estado de México, sin embargo les fue notificado que las autoridades debían esperar 48 horas antes de emprender su búsqueda.

Tras esta notificación fue que familiares y amigos decidieron buscarla por cuenta propia; para su desgracia, el cuerpo de la joven de 29 años fue encontrado el sábado en un paraje conocido como “Piedra Larga”, en Huixquilucan, Estado de México, a 30 kilómetros de una gasolinera sobre la carretera México-Toluca, donde fue vista por última vez la chica.

Una vez que el cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense, los familiares de la occisa acudieron al lugar para reconocer el cuerpo de Jessica. Cabe señalar las condiciones en que fue encontrado el cuerpo de la joven: con un disparo de arma de fuego en el cráneo, el brazo y la cabeza desprendidos.

Días después de hacerse público el trágico incidente, la Fiscalía mexiquense declaró por medio de su director de comunicación social, Claudio Barrera Vargas, que a pesar de las condiciones en que fue encontrado el cuerpo de la doctora, esta no fue decapitada por sus agresores pues el peritaje realizado indicó que su muerte fue causada por el impacto de arma de fuego; el desprendimiento de su cabeza, brazo y demás lesiones en el cuerpo, aseguró fueron “producto de la fauna del lugar”.

Sin embargo la madre de Jessica ha acusado que la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, no se ha contactado con ella para informar los avances en la investigación para dar con los responsables, además de insistir en la omisión de detalles extraños del caso.

Por un lado está el testimonio de un exnovio de la doctora, quien aseguró que ambos fueron raptados alrededor de las 3 de la tarde, en el poblado de San Antonio, Xonacatlán, donde se ubica la clínica regional en que laboraba Jessica Sevilla.

Tras ser “tirado” en el paraje de “La Herradura”, el hombre aseguró que fue auxiliado por policías federales debido a que presentaba heridas de arma de fuego y fue trasladado hasta el mismo hospital en que Jessica laboraba; una vez que fue atendido, el mismo hombre fue quién solicitó su alta médica voluntaria, a pesar de que es ilegal liberar a un hombre con esas heridas sin dar parte al ministerio público.

Juana Pedraza, madre de la víctima ha indicado sobre este hecho por qué la Fiscalía no ha emitido una orden de aprehensión en contra de este sujeto, pues existen inconsistencias en su declaración como el haber afirmado que fue llevado al hospital por elementos de seguridad, cuando en el acta de ingreso figura que se presentó por su propio pie, asegura ella.

Además, existen versiones que apuntan que el ex novio ya había arribado desde la mañana al hospital y que se vio a la doctora por última vez en compañía de este sujeto; de igual forma que fue un abogado quien lo asesoró en su declaración.

“Si los hechos sucedieron a las 3 de la tarde, ¿por qué a mí me tuvieron que avisar hasta las 9 de la noche? Y por una compañera de mi hija. Si se supone que la Policía Federal lo ayudó y ya sabía del rapto. Primero dice que se los llevaron del hotel, luego que no, que estaban en el coche de ella”, declaró la madre de Jessica para Animal Político.

Por lo pronto las cifras de homicidios dolosos en el Estado de México continúan en aumento; tan solo hasta junio del presente año se registraban 1,026 crímenes de este tipo, de ellos, 140 casos tienen que ver con muertes violentas de mujeres y 34 fueron catalogados por la Fiscalía General como feminicidios, según declaraciones de hechas por su titular, Alejandro Gómez Sánchez.

Dicha cifra ha sido puesta en duda por el Observatorio Nacional Ciudadano del Feminicidio, quien ha remarcado que son 155 muertes en el presente año las que deben ser investigadas como feminicidio.

Los municipios del Estado de México más afectados por estos delitos en 2016 fueron  Ecatepec de Morelos con 37, Naucalpan de Juárez con 23, Tlalnepantla de Baz con 19 y Nezahualcóyotl con 16 feminicidios.

 

 

 

Related Posts

Abogados del multihomicidio en la Narvarte también fueron víctimas de espionaje
Se bate el récord de asesinatos en México en 20 años
Anuncian cartel del Festival Cervantino y Francia como país invitado

Deja un comentario