Jueves, mayo 24, 2018

Guerreras; pilares; núcleos; eslabones; médulas; centros; fuertes; obras de arte, piezas divinas; y más desperdicio.

Toda esta gama de palabras son “cantadas” desde las cuerdas bucales como vómito originado por el desconocimiento en materia de lucha cívica femenina. Es de reconocer el actuar de millones de mujeres por la defensa de los derechos, no como mujeres, sino como personas naturales. Mujeres y hombres; somos un conjunto que la misma naturaleza ha posibilitado para trabajar a la par, desde los mismos escenarios, desde las diferentes cosmovisiones. Por ende somos aquellos animales racionales compartiendo espacios, aire, alimentos, charlas, luchas, energías, ambiciones, proyectos…

Decir a la mujer: “felicidades por tu día”; es ensombrecer la esencia de una lucha que durante docenas de años se ha mantenido en verbo. Lamento que millones de mentalidades mexicanas sean los focos que originen una desconfiguración sustancial en una fecha conmemorativa, una fecha que está allí en cada calendario como un recordatorio; una comunión que debemos reflexionar.

México a tenido cuatro Constituciones desde su independencia, y en ellas la mujer no era considerada como ciudadana de la República, es decir, no tenía derecho a opinar; menos a votar. La última Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos entró en vigor en mayo de 1917, presentada por Venustiano Carranza. La referida solo reconocía al hombre como único ciudadano facultado para emitir un voto. 36 años de lucha, de protestar con voz tónica ante el patriarcado, de gritar al cielo por la defensa de los derechos de la mujer, años de manifestar el derecho al trabajo y de percibir salarios igualitarios.

Treinta y seis años después:

El 17 de octubre de 1953 se publicó en el Diario Oficial el nuevo texto del Artículo 34 Constitucional: “Son ciudadanos de la República los varones y las mujeres que, teniendo la calidad de mexicanos, reúnan, además, los siguientes requisitos: haber cumplido 18 años, siendo casados, o 21 si no lo son, y tener un modo honesto de vivir”. (Fuente: https://www.sep.gob.mx/es/sep1/3_de_julio)

 Fue hasta el 03 de julio de 1955 que las mujeres acudieron a las urnas a votar por primera ocasión. A la fecha actual las mujeres llevan 65 años siendo reconocidas como ciudadanas de la República. Más de seis décadas luchando por un buen vivir y solo observo a mujeres activas protestando en la Ciudad de México, y el resto del país ¿cuándo? Interpreto las ideas, las palabras, los pensamientos, cada comentario de mujeres y hombres. Y los resultados que obtengo me invitan a difundir el auténtico tema del 8 de marzo, como ciudadanos debemos defender los derechos de todas y todos. El día que las personas se unan a los esfuerzos de los derechos de las mujeres dejaremos de decir: “felicidades por tu día”.

Estamos a cuatro meses de vivir una elección que hará historia en nuestro México, mujer cuando estés en la urna votando recuerda que detrás de esa acción hay una batalla de carácter constante. Mi total respeto y admiración para las mujeres.

Related Posts

Del crimen local al terrorismo internacional Parte 2
Del crimen local al terrorismo internacional
Seguridad vial: salud pública

Deja un comentario