Jueves, mayo 25, 2017

Down, una huella inquebrantable

El pasado viernes 12 de mayo (2017) visité a un querido vecino allá en mi tierra natal (Buenavista Tomatlán, Mich.) conocido como Richard, en mi estancia recordé aquellos pasajes de mi infancia y su compañía; fue a principios de los 90’s cuando corríamos y reíamos, sin duda alguna él fue una de mis primeras amistades con la que tuve la oportunidad de fortalecer mi motricidad.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos de América define al Síndrome de Down como: “aquel trastorno genético en el cual una persona tiene 47 cromosomas en lugar de los 46 usuales. En la mayoría de los casos, el síndrome de Down ocurre cuando hay una copia extra del cromosoma 21. Esta forma de síndrome de Down se denomina trisomía 21. El cromosoma extra causa problemas con la forma en la que se desarrollan el cuerpo y el cerebro”.

Actualmente el mundo científico y diversos sectores sociales definen a estas personalidades como “discapacitados” es decir, imposibilitados; situación que condeno ominosa. Ricardo Zepeda (Richard) padecía dicho síndrome, sus vivencias y acciones compartidas con los suyos nos ha manifestado pasajes que contradicen lo establecido en notas de investigación ante sus comunes, pues él nos cedió los instrumentos para poder defender una postura por la cual batalló incansablemente, demostró ser un hombre superabundante en virtudes.

Guerrero, luchador, bizarro, enérgico, fortaleza, regocijo, feudo, solidario, atento, idealista, emoción, colaborador, meticuloso y, afectivo: esto fue Ricardo Zepeda, un hombre que nos deja como enseñanza que en él no hubo enfermedad sino oportunidad de ilustrarnos con su acompañamiento.

Su nacimiento fue juzgado por las bajas expectativas en su contra, incluso especialistas señalaron la corta edad que tendría; 46 años después podemos escribir con mayúsculas y subrayar el desatinado diagnóstico de los especialistas.

Down, el maestro que nos invita a vivir con plena felicidad.

En memoria de Ricardo Zepeda Pulido (+)

05 de febrero de 1971 – 12 de mayo de 2017

Related Posts

La seguridad traducida en la salud familiar
La salud, un negocio internacional
La salud pública en las escuelas normales

Deja un comentario