Sábado, noviembre 18, 2017

Actividad sísmica: responsable del menor flujo de agua en las Cascadas de Agua Azul

Autoridades locales y federales señalan que la baja de agua en las icónicas cascadas se debe a los daños causados por la reciente actividad sísmica en el país; descartan totalmente que haya sido provocado por la mano del hombre.

Luego de que circulara la noticia de que las Cascadas de Agua Azul en Chiapas se estaban secando, las autoridades responsables se dieron a la tarea de realizar una investigación para determinar la verdadera razón de este fenómeno; los estudios hoy han revelado que el causante no es otro más que la actividad sísmica que ha azotado a nuestro país en el presente año.

Esta conclusión fue confirmada por Adrián Méndez, de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), Juan Limón, de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y Luis Manuel García, de la Secretaría de Protección Civil , quienes informaron que no hubo un desvió provocado por el hombre como se rumoraba.

El cauce del río Agua Azul sufrió un desvió río arriba, causado por la ruptura de un dique natural rocoso que dejaba correr el agua de lado derecho y que ahora, tras la actividad sísmica, deja fluir el agua de lado izquierdo río abajo.

Es por ello que del 85% del agua que originalmente formaba las cascadas ahora sólo fluye el 15%, dejando casi seca a una de las bellezas naturales más enigmáticas de la entidad.

El evento de modificación de caudales en la cascada Agua Azul es un proceso natural de divagaciones de los brazos del rio formativo de la misma, proceso que fue acelerado por la erosión en las márgenes del cauce, así como por el sismo reciente del 7 de septiembre de 2017, el cual provocó el colapso de las oquedades superficiales de la formación rocosa (Dolomitas), donde se desplantan los suelos residuales erosionados por el rio”, afirmó Juan Limón de Conagua.

Luego de presentar el estudio, el funcionario de la Conagua señaló que su labor se abocara a la “restauración del barrote natural de la margen izquierda en el brazo derecho del cauce, así como su limpieza, mantenimiento y restauración para el equilibrio hidrológico”, así como “guiar las acciones para recuperar y restaurar las cuencas hidrológicas que forman parte de las cascadas de Agua Azul”.

Con este fin, se presentará un proyecto en los próximos 20 días a fin de intervenir de la mejor forma posible en la zona desviada del río, para recuperar el cauce y que se formen las cascadas.

“El objetivo primordial, dijo, es “asegurar el aprovechamiento sustentable de los ecosistemas, a fin de evitar la erosión, degradación de los suelos, mantener y regular el régimen hidrológico”, concluyeron.

Related Posts

Con sus propias manos los habitantes de Agua Azul trabajan para recuperar el caudal de las cascadas
Más de 400 muertos tras el sismo de 7.4 grados que sacudió la frontera entre Irak e Irán
Capitalinos bloquean diversos puntos para exigir apoyo del gobierno tras el sismo del 19S

Deja un comentario